Quisotto de espárragos

INGREDIENTES

450 gramos de espárragos

1,2 litros de caldo de verduras

50 ml de aceite de oliva virgen extra

1 cebolla picada fina

1 hoja de laurel

350 gramos de quinua, puesta en remojo durante media hora y lavada cuidadosamente después removiéndola con la mano.

250 ml de vino blanco

Sal y pimienta al gusto

 

PREPARACIÓN

Para esta receta se pueden usar las bases más duras de los espárragos para hacer el caldo, junto a un par de zanahorias, apio y media cebolla. Las yemas tiernas es lo que utilizáremos para el “quisotto”. Importante mantener el caldo caliente cerca pues debemos incorporarlo a nuestro “quisotto” lentamente.

En una cacerola calentamos el aceite de oliva. Salteamos la cebolla con la hoja de laurel a fuego moderado. Cuando la cebolla esté transparente, sobre 7 minutos más o menos, añadimos las yemas de los espárragos y lo cocinamos durante 5 minutos hasta que las yemas empiecen a ablandarse.

Añadir la quinua, removiendo bien para tostar ligeramente los granos. Después de 4 minutos, añadimos el vino y cuando se haya absorbido comenzamos a añadir un cucharón de caldo caliente cada vez. Cocinar despacio a fuego moderado, añadiendo caldo según veamos vaya siendo absorbido, manteniendo siempre la mezcla con una consistencia melosa. Remover para evitar que la quinua se pegue. Después de unos 20 minutos la quinua debería estar tierna y lista.

Retirar del fuego y salpimentar al gusto. Dadas las restricciones de la dieta no podemos utilizar un elemento importante en el risotto tradicional, que es el queso Parmesano, así es que en su lugar regaremos nuestro “quisotto” con un chorrito de un sabroso y buen aceite de oliva virgen extra.

 

Receta obtenida de:

http://sincerealesmenus.blogspot.com.