Síntomas

La inflamación del esófago provoca diferentes síntomas dependiendo de la edad del paciente.

Es una enfermedad crónica y progresiva. Si la esofagitis eosinofílica no se trata la inflamación aumenta y el esófago se estrecha y se vuelve rígido.

En fases avanzadas, generalmente en adultos, el tejido del esófago pierde su función, y no puede hacer correctamente los movimientos necesarios para transportar la comida de la boca al estómago.

Bebes

  • Rechazo de alimentos.
  • Crecimiento tardío.
  • Vómitos.
  • Regurgitaciones.

Niños

Suelen necesitar mucho tiempo para comer y beber mucho líquido en las comidas como ayuda para tragar.

Rechazan de manera habitual de la dieta los alimentos que más les cuesta tragar.

  • Dolor torácico y abdominal.
  • Rechazo de alimentos.
  • Vómitos.
  • Hipersalivación.

 A partir de los 5 años

  • Dificultad para tragar (disfagia)
  • Los alimentos pueden quedarse atascados en el esófago.

Adultos

En la edad adulta es cuando más impactaciones se producen, el bolo alimenticio no puede pasar por el esófago y queda atascado.

  • Disfagia
  • Alimento se queda atascado en el esófago.
  • Vómitos.
  • Dolor torácico.
X