Alergia primaveral y pandemia por COVID-19

La llegada de la primavera en medio de esta pandemia por el nuevo coronavirus, causante de la enfermedad COVID-19 (coronavirus disease 2019), ha despertado muchas dudas en los pacientes alérgicos a pólenes, especialmente en aquéllos que son asmáticos. Dado que muchos pacientes afectos de esofagitis eosinofílica tienen rinoconjuntivitis y/o asma extrínseca primaveral, le hemos pedido a nuestra compañera, la Dra. Celia Pinto, miembro de la Comisión Médica de AEDESEO que nos aclare algunas dudas al respecto.

Recientemente la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica SEAIC y la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica SEICAAP, se han posicionado al respecto. Este artículo hace un resumen de sus conclusiones más importantes. Entre ellas, señala que, según los datos que se disponen sobre la enfermedad del coronavirus,  no parece indicar que ser alérgico conlleve mayor riesgo de contraer la infección por coronavirus, pues el sistema inmunológico de una persona alérgica se comporta del mismo modo que el de una persona no alérgica con respecto a su función defensiva frente a microorganismos, tales como este virus.

Bien es cierto, que las personas asmáticas tienen más riesgo de presentar reagudizaciones/desestabilizaciones de su asma, ante cualquier tipo de infección respiratoria, especialmente las víricas y, dado que el coronavirus tiene una predilección por los pulmones, una infección por coronavirus en un paciente asmático podría implicar mayor riesgo de presentar una crisis de asma y, posiblemente, mayor gravedad de la infección respiratoria. A pesar de lo referido, el paciente asmático no se considera población de riesgo siempre y cuando su asma esté bien controlada, solo lo sería el asma grave mal controlada.

|leer artículo completo|